Artículo

Inmigrantes y ciudadanos nacidos en los EE. UU., divididos por el crecimiento financiero

Una vida estable en los EE. UU. depende del crecimiento financiero, pero algo tan simple como abrir una cuenta bancaria puede ser difícil para los inmigrantes.

Esta población es nueva en los EE. UU., quizás posea habilidades limitadas en el idioma inglés y no tiene disponibles todos los documentos que hacen falta para abrir una cuenta.

Según el Consejo Estadounidense de Inmigración, en 2021 hay 44.9 millones de inmigrantes en los EE. UU., de los cuales 10.3 millones están indocumentados.

Siguiendo con el ejemplo de la cuenta bancaria, si bien es posible abrir una cuenta con el número de seguro social (SSN), todavía no es un proceso simple. Los inmigrantes pueden solicitar y usar un número de identificación fiscal (ITIN) emitido por el Servicio de Impuestos Internos (IRS). El ITIN se emite para aquellas personas que no tienen SSN, independientemente de su situación migratoria. Los inmigrantes pueden postularse en línea para recibir un ITIN y usarlo en lugar del SSN cuando se acepte, pero aun así encontrarán limitaciones para su crecimiento económico.

Los préstamos para automóviles o educación, las inversiones para la jubilación e incluso las tarjetas de crédito con alto interés generalmente no aprueban a un nuevo solicitante que no cuente con un historial de crédito ni un historial bancario y laboral de larga data. Esto es algo que la mayoría de los inmigrantes no tiene, ya que suelen venir a los EE. UU. de adultos y comenzar sus vidas desde cero, con la excepción de los beneficiarios del programa de Acción Diferida para los Llegados en la Infancia (DACA) o "Dreamers".

Investigación financiera

"Hemos entrado en una etapa en que las herramientas de investigación de mercado en tiempo real poseen un alcance sin precedentes. Sin embargo, todos los difusores de encuestas insisten en que con suerte alcanzaríamos los 100 inmigrantes encuestados a nivel nacional. Aun así, persistimos y encuestamos a más de 2,300 inmigrantes sobre todos los aspectos del proceso migratorio", afirma Deeba Deeba Zivari, gerente de alianzas estratégicas en One Percent for America.

Para comprender cuáles son las diferencias entre inmigrantes y nacidos en EE. UU. con respecto al uso de productos financieros, One Percent for America (OPA) lanzó una segunda encuesta nacional.

La primera encuesta de OPA reveló que los inmigrantes de todos los grupos demográficos considera que cubrir los cargos de solicitud ante el USCIS fue un importante obstáculo para perseguir inmediatamente su meta de convertirse en ciudadanos estadounidenses. En esta encuesta posterior, OPA descubrió otros desafíos financieros y de consumo que los inmigrantes enfrentan en su proceso de naturalización. En esta instancia, el grupo de encuestados incluyó tanto a inmigrantes como a ciudadanos nacidos en EE. UU., y las preguntas se centraron en el uso y la necesidad de productos y servicios financieros.

Los inmigrantes reportaron que los productos y servicios financieros que más necesitan son: seguro médico, préstamos para educación, préstamos para automóviles e hipotecas.

Nuestros resultados:

  • El 20% de los inmigrantes encuestados declararon que necesitan un seguro médico, pero que actualmente no lo tienen.
  • El 40% de los inmigrantes encuestados declararon que necesitan un plan 401k, pero que actualmente no lo tienen.
  • El 25% de los inmigrantes encuestados declararon que necesitan un préstamo para la compra de una vivienda, pero que actualmente no lo tienen.

Sorprendentemente, la mayoría de los inmigrantes y ciudadanos nacidos en EE. UU., 49% - 58%, declaró un ingreso familiar de $49,999. A pesar de contar con ingresos anuales similares, los inmigrantes dependen mucho más del dinero en efectivo para alcanzar estos hitos financieros comunes.

"Esta revolucionaria población, lista para aportar un valor crítico a nuestro país, se encuentra oculta entre datos y falsos conceptos", añade Zivari. "La encuesta primaria sacó a la luz estas apreciaciones, reveló palancas reales para reducir las barreras en proporción a la necesidad, así como auténticas oportunidades en las que las asociaciones privadas-públicas pueden confiar".

Por qué las finanzas de los inmigrantes importan

Nunca antes se había realizado una encuesta de este tipo con este mercado mixto de consumidores, la cual revela el vasto potencial desaprovechado de ofrecer servicios y productos financieros a los clientes inmigrantes. Los inmigrantes y los ciudadanos nacidos en EE. UU. son mucho más parecidos de lo que se suele asumir cuando se trata de objetivos financieros. Las pocas diferencias entre ellos apuntan a las prioridades específicas de cada población y al uso de productos financieros. Lea más sobre el hallazgo de esta encuesta única: Disparidades financieras entre inmigrantes y ciudadanos nacidos en los EE. UU.

Al romper las barreras financieras para alcanzar la ciudadanía estadounidense, todo nuestro país gana. Ahora más que nunca, invertir en ciudadanía apoya el futuro de nuestras comunidades y nuestra economía.

Invirtiendo en todos

Su apoyo financiero ayudará a que la obtención de la ciudadanía sea más económica para millones de futuros estadounidenses.

Invierta hoy