Artículo

¿De qué manera nos beneficia a todos apoyar las solicitudes de ciudadanía?

La ciudadanía es un gran factor igualador. Permite que las personas que vivieron y trabajaron en este país, pagaron impuestos y contribuyeron con sus comunidades durante años ejerzan los mismos derechos y gocen de los mismos privilegios que quienes nacieron en los Estados Unidos.

Genera oportunidades para que fortalezcan sus lazos con este país y les permite contribuir aun más. Sin embargo, a pesar de estos beneficios, la mayoría de los inmigrantes elegibles para la ciudadanía no pueden acceder a ella. Esto se debe principalmente a los obstáculos financieros existentes.

"Cada persona que entra por nuestra puerta tiene una experiencia diferente".

– Martin Luther King, Jr.

Las tarifas de solicitud de ciudadanía aumentaron más del doble en los últimos 20 años y es probable que sigan aumentando. Más de la mitad de los 25 millones de residentes que no son ciudadanos tienen un camino legal hacia la ciudadanía; de ellos, aproximadamente 9 millones son elegibles para solicitar la ciudadanía cada año. Sin embargo, según el Departamento de Seguridad Nacional, solo la solicitan unos 800,000 (o 1 de cada 10).

Al enfrentar los obstáculos financieros de los 9 millones de inmigrantes actuales que se encuentran sin dudas en el camino hacia la ciudadanía, nuestra nación tiene la oportunidad de liberar los beneficios colectivos de la ciudadanía para todos. Y al hacerlo, iluminar el camino para los millones de personas que aún no tienen un camino que seguir.

La ciudadanía: buena para las personas, para nuestras comunidades y para nuestro país

Los nuevos ciudadanos aumentan el compromiso cívico

Para cada inmigrante individual, son muchos los beneficios de convertirse en ciudadano estadounidense. La ciudadanía les da a las personas la posibilidad de votar, prestar servicio en jurados y postularse para cargos políticos. Además, la ciudadanía permite que los inmigrantes comiencen su vida como estadounidenses, viajen libremente y se arraiguen sin preocuparse por la deportación. Les ofrece mayores posibilidades de generar ingresos y mayor acceso a productos financieros y atención médica. A muchas personas les da la oportunidad de reunirse con miembros de su familia y finalmente considerar a Estados Unidos su hogar definitivo.

Los nuevos ciudadanos fortalecen nuestra sociedad

Históricamente, la imagen de los inmigrantes en los medios de comunicación siempre estuvo muy politizada. Sin embargo, en los EE. UU., la mayoría de las personas, independientemente de su afiliación política, apoyan un camino hacia la ciudadanía.2 Y, a pesar de la influencia de los medios en las actitudes del público, gran parte de los estadounidenses cree que la creciente diversidad racial y étnica convierte a Estados Unidos en un lugar mejor para vivir.3 Según una encuesta de Immigration Gallop de 2020, dos tercios de los estadounidenses declararon que los inmigrantes fortalecen el país debido a su arduo trabajo y su talento.

"Gran parte de los estadounidenses cree que la creciente diversidad racial y étnica convierte a Estados Unidos en un lugar mejor para vivir".

Aunque los inmigrantes fueron elogiados por su participación como trabajadores esenciales durante la crisis de COVID 19, es más probable que carezcan de seguro médico o no sean elegibles para recibir los beneficios de la red de protección social. Convertirse en ciudadano ofrece más opciones y acceso a la atención médica, lo que mejora la salud general de la nación.

Cuando los residentes permanentes legales se convierten en ciudadanos, pueden participar plenamente en nuestro proceso democrático. Cuando los nuevos ciudadanos tienen voz y voto, la democracia se vuelve más inclusiva y representativa de la nación de personas que somos hoy en día. Los nuevos ciudadanos se convierten en residentes productivos de nuestra sociedad durante mucho tiempo. Además, ayudan a sacar a quienes no son ciudadanos de las sombras, los insertan en nuestras comunidades y los incluyen en la conversación sobre inmigración.

Los nuevos ciudadanos expanden nuestra economía

La economía estadounidense depende mucho de los inmigrantes: son contribuyentes, empresarios y una fuerza laboral esencial.

Es más lo que los inmigrantes contribuyen a los impuestos sobre la nómina que lo que consumen en materia de beneficios públicos. 4 Los inmigrantes no autorizados generan millones en impuestos de seguridad social con el ITIN, pero no reciben beneficios de seguridad social. La Administración del Seguro Social afirmó que sin los inmigrantes no autorizados, el seguro social ya habría fallado como sistema. 4Y, según un estudio de la Oficina de Presupuesto del Congreso, los economistas creen que la inmigración genera una oportunidad real de reducir el déficit federal actual.5

"Y, según un estudio de la Oficina de Presupuesto del Congreso, los economistas creen que la inmigración genera una oportunidad real de reducir el déficit federal actual".

A pesar de la desinformación popular, hay un alto índice de empleo entre los inmigrantes. No quitan puestos de trabajo, sino que los amplían. Con un índice de iniciativa empresarial que casi duplica el de los ciudadanos nacidos en los EE. UU., actualmente los inmigrantes generan decenas de millones de puestos de trabajo y casi un billón de dólares en ingresos por año.6Si se les otorga el camino hacia la ciudadanía, se espera que la población indocumentada sume más de 800,000 puestos de trabajo para todos los trabajadores estadounidenses.7

Además, los inmigrantes tienen un índice de participación más alto en la fuerza laboral de los EE. UU. que los ciudadanos nacidos en el país. Entre los ciudadanos naturalizados se registra un mayor índice de empleo que entre los inmigrantes que no son ciudadanos. Como gran parte de la generación de "baby boomers" se está jubilando y la tasa de natalidad de los Estados Unidos sigue disminuyendo, la población de inmigrantes desempeñará un papel más importante para evitar la escasez de mano de obra.

Por qué apoyar la ciudadanía

Como país, creemos que cualquier persona, sin importar su procedencia, debe poder convertirse en ciudadano estadounidense si está dispuesta a trabajar y asumir las responsabilidades que conlleva la ciudadanía. Sabemos que el aumento de nuestra ciudadanía no solo promete una vida mejor, sino que, además, brinda a las personas, a nuestras comunidades y a nuestra nación un camino hacia una mayor prosperidad. Su apoyo puede reducir los obstáculos financieros que tantas personas enfrentan actualmente y, así, aumentar la tasa de naturalización. Al hacerlo, iluminará el camino para que otros puedan seguirlo.

#InvertimosEnTodosNosotros


1 Baker, Bryan: Estimates of the Lawful Permanent Resident Population in the United States and the Subpopulation Eligible to Naturalize: 2015-2019, Oficina de Estadísticas de Inmigración del DHS, 2019

2 Encuesta Data for Progress, 2021

3 Fingerhut, Hannah: Most Americans express positive views of country’s growing racial and ethnic diversity, Pew Research Center, 2018

4 National Immigration Forum: Immigrants as Economic Contributors: Immigrant Tax Contributions and Spending Power

5 Lynch, Robert and Oakford, Patrick: The 6 Key Takeaways from the CBO Cost Estimate of S. 744, Center for American Progress, 2013

6 Office of the President: Fixing Our Broken Immigration System, The Economic Benefits of Providing a Path to Earned Citizenship

7 National Immigration Forum | Immigrants as Economic Contributors: Immigrant Entrepreneurs

Invirtiendo en todos

Su apoyo financiero ayudará a que la obtención de la ciudadanía sea más asequible para millones de futuros estadounidenses.

Invierta hoy