Artículo

Los beneficios de adquirir la ciudadanía estadounidense cuanto antes

¿Se pregunta por qué debería invertir tiempo y dinero para convertirse en ciudadano estadounidense, incluso si ya tiene una tarjeta de residente permanente?

¿Tiene la sensación de que esperar a lograrlo "algún día" puede no ser la mejor opción para usted o su familia?

Considerar los beneficios de la ciudadanía estadounidense puede ayudarlo a decidir si para usted es adecuado solicitarla, y cuándo hacerlo.

Los ciudadanos tienen mejores oportunidades financieras

Si tiene una tarjeta de residente permanente, el costo que debe pagar por única vez para solicitar la ciudadanía es menor que el de renovar la tarjeta dos veces... y debe renovarla cada 10 años. Si tiene la ciudadanía, con el tiempo ahorrará dinero.

Pero existen ventajas financieras aun mayores:

  • Gane más dinero. El salario promedio de los inmigrantes que se convierten en ciudadanos suele ser un 5% mayor a escala nacional y cerca del 8.9% en las principales ciudades.
  • Pague menos cuando solicite un préstamo . Es más fácil obtener tasas de interés más bajas, ya que las que se ofrecen a las personas que no tienen la ciudadanía suelen ser más altas.
  • Aproveche las leyes fiscales de los EE. UU. que solo están disponibles para los ciudadanos. Por ejemplo, los ciudadanos pueden dejar una propiedad a su cónyuge en un testamento sin pagar una multa impositiva.
  • Obtenga beneficios federales. Los ciudadanos son elegibles para recibir todos los beneficios u oportunidades de empleo federal, sin las restricciones que pueden enfrentar algunas personas que tienen la tarjeta de residente permanente.
  • Consiga más oportunidades de empleo y vivienda propia. La naturalización aumentó el índice de empleo global en un 2.2%, y el índice de vivienda propia, en un 6.3%.

La ciudadanía puede fortalecer el futuro de su familia

Cuando se convierte en ciudadano, sus hijos de menos de 18 años son automáticamente elegibles para recibir la ciudadanía si cumplen con ciertos requisitos. El proceso para obtener la ciudadanía puede tardar hasta dos años, por lo que es ideal comenzar antes de que sus hijos cumplan 16 años.

Como ciudadano estadounidense, también puede ayudar a otros miembros de su familia como patrocinador. Como ciudadano, tiene la posibilidad de presentar una solicitud para más miembros de la familia, como hijos adultos casados, padres y hermanos.

Sabemos que los miembros de una familia no siempre vienen a los Estados Unidos al mismo tiempo. Algunos deciden no venir y otros quieren hacerlo con desesperación, pero no pueden. Son muchas las razones por las que padres, hijos, cónyuges u otros familiares pueden haberse separado. Si su familia se encuentra en esa situación, puede ser difícil soportar el peso de vivir sin sus seres queridos. Cuando obtenga su ciudadanía, podrá convertirse en defensor de su familia ayudando a todos los integrantes a reunirse gracias al beneficio del patrocinio.

Puede tener doble ciudadanía

Al igual que muchas otras personas, seguramente valora mucho su herencia y los derechos y privilegios que ya tiene en su país de origen. ¡Pero no tiene que renunciar a su ciudadanía actual! La doble ciudadanía está permitida en los Estados Unidos. Sin embargo, la autorización de la doble ciudadanía depende de su país; verifique si su país de origen la permite.

Los ciudadanos viajan con confianza

Como ciudadano estadounidense, puede viajar y quedarse en el extranjero por períodos más largos sin riesgos. Las personas que tienen la tarjeta de residente permanente no pueden estar fuera de los EE. UU. durante más de 180 días sin poner en riesgo su residencia. Poder viajar por más tiempo conlleva otros beneficios, por ejemplo:

  • Si un padre o un hijo que viven en su país de origen se enferman, puede quedarse con ellos durante más tiempo para cuidarlos.
  • Puede viajar por el mundo por placer o hacer largos viajes por trabajo.
  • Si necesita ayuda de la embajada o el consulado de los EE. UU., puede obtenerla como titular de un pasaporte estadounidense.

Los ciudadanos están protegidos contra la deportación

Una vez aprobada la ciudadanía, no se la pueden quitar, salvo en casos excepcionales, como traición o fraude en la solicitud.

El estado de ciudadanía le permite establecerse en los Estados Unidos sin la preocupación de tener que irse en algún momento. También le da la flexibilidad de viajar sin complicaciones. Los residentes permanentes y aquellos no autorizados corren mayor riesgo de deportación por varios factores, como cambios en la política federal y delitos penales. Obtener la ciudadanía ahora ayuda a evitar problemas en el futuro.

Los ciudadanos pueden votar: ¡haga oír su voz!

La ciudadanía le permite participar, a diferencia del estado de residencia permanente. Tendrá derecho a voz en nuestro gobierno y nuestro sistema de justicia. Podrá votar, prestar servicio en un jurado o ser elegido para un cargo público. Estará incluido en todos los aspectos de la vida en los EE. UU. y gozará de las muchas libertades y los muchos derechos de los que disfrutan los ciudadanos estadounidenses.

Hay muchas razones por las que conviene obtener la ciudadanía estadounidense. Ahora que conoce las ventajas de obtener la ciudadanía cuanto antes, es posible que se pregunte si los costos generales superan los beneficios. Es un aspecto importante que muchos deben sopesar. Estos son los recursos para comprender los costos necesarios.

Invirtiendo en todos

Su apoyo financiero ayudará a que la obtención de la ciudadanía sea más asequible para millones de futuros estadounidenses.

Invierta hoy